Criolipólisis




El frío que moldea tu cuerpo

 El proceso consiste en poner sobre la región que
 se quiere tratar un dispositivo que encapsula
 dicha zona haciendo el vacío y la enfría
 hasta que alcanza temperatura 
entre los 0 y los -9 grados centígrados aprox.

Con este procedimiento los adipocitos se 
congelan y, después, al descongelarse, se destruyen.
 Una vez que esto sucede, nuestro organismo 
puede eliminar estas células muertas mediante 
el proceso metabólico habitual.

Conviene destacar que la finalidad de la criolipólisis
 no es reducir peso. Por tanto es un complemento 
a estos hábitos de vida saludable y permite 
eliminar la grasa que, a pesar de nuestros esfuerzos,
 persiste en determinadas zonas del cuerpo.